09
Oct
12

la llave para manejar las emociones entra por la nariz

Todas y cada una de las emociones humanas están asociadas a parámetros fisiológicos típicos que las acompañan. Estos parámetros corporales o fisiológicos se pueden observar en: la frecuencia cardíaca, la presión sanguínea, la temperatura corporal, la expresión facial, la postura corporal y la respiración, entre otros. Dichos patrones se repiten siempre. Lo que demuestra la interdependencia y relación entre nuestros tres dominios primarios: corporal o físico, emocional y mental de un ser humano.

El célebre psicólogo Paul Ekman estudió, por décadas, las emociones y su relación con las expresiones faciales. Luego de extensos estudios encontró que emociones humanas básicas como rabia, tristeza, miedo, felicidad, ternura o excitación vienen acompañadas por expresiones faciales que son universales para todas las personas e independientes del entorno socio cultural al que se pertenecen.

Numerosos estudios han encontrado que el resto de parámetros fisiológicos que acompañan a cada emoción son también universales.

Entre ellos se encuentran algunos de los  patrones respiratorios :

 Estado > 

Patrón ↓

Rabia

Ternura

Excitación erótica

Risa

Llanto

Miedo

Expresión facial

           

Amplitud

respiratoria

Amplia

Leve

aumento

Sin cambio

Gran

aumento

Gran

aumento

Gran

aumento

Frecuencia

respiratoria

Alta

Leve

aumento

Sin cambio

Ligera disminución

Ligera disminución

Muy variable

Pausa entre respiraciones

Ausente

Siempre presente

Baja o nula

Baja o nula

Baja o nula

Ausente

Registro

           
Fuente: Precise respiratory-posturo-facial patterns are related to specific basic emotions, Susana Bloch y Madeleine Lemeignan, Institut de Neurosciences – CNRS, Université Pierre et Marie Curie, París.

Darse cuenta uno mismo de este fenómeno es muy sencillo. Basta con ponerse como observador, desde el Dominio del Ser, que nunca se altera, en el momento en que se está atravesando una determinada emoción, y tomar conciencia de las sensaciones del cuerpo, percibiendo qué tipo de respiración estamos teniendo.

La puerta que conecta la respiración con la emoción es giratoria

Lo que vimos antes demuestra que la respiración acompaña a la emoción. Pero la puerta que las conecta a ambas es giratoria, esto quiere decir que también se puede entrar a la emoción desde la respiración. La única condición es saber discriminar cual es la respiración que corresponde a la emoción deseada.

Esto se produce porque los tres dominios primarios del ser humano funcionan como engranajes autónomos por un lado, pero interdependientes por otro. Debe existir una coherencia entre los dominios para sostener un estado de ánimo. Un determinado estado emocional se corresponde con un patrón mental y con una determinada corporalidad o fisiología de la persona. Por ejemplo, cuando una persona se siente deprimida (dominio emocional), lo expresa a través de su cuerpo (dominio corporal o físico) con un patrón típico, que incluye la respiración. En este estado la respiración es insuficiente. La falta de oxígeno tiene efectos indeseados sobre el sistema nervioso causándonos ansiedad, nervios e irritabilidad provocados por la generación de determinadas hormonas. Este fenómeno físico atrae pensamientos depresivos (dominio mental), que se realimentan en todo el sistema sosteniendo el cuadro de depresión en el tiempo. Si dicha persona no logra salir en poco tiempo de dicha emoción (corto plazo, minutos u horas), está se puede convertir en un estado de ánimo (varios días o más).

No hay emociones buenas o malas. Hay emociones que son empoderantes y otras que son inhabilitantes para lograr determinados objetivos, en determinadas circunstancias. El miedo nos puede salvar la vida en cierto momento, y nos puede matar en otro. Cuando un ejecutivo se encuentra en un estado de ánimo que lo inhabilita para lograr sus metas, desde el coaching se lo puede llevar a otro estado, realizando una “intervención” en alguno de los dominios, interrumpiendo el patrón que sostiene dicho estado de ánimo.

Esto se estudió desde la PNL, cuando sus descubridores Grinder y Bandler, se dieron cuenta que para poder generar rapport con una persona, uno de los recursos a utilizar es el sincronizar la respiración con dicha persona. Y si la persona se encuentra alterada, se puede ir cambiando lentamente la propia respiración hasta llevar el ritmo respiratorio de la persona al correspondiente a un estado de ánimo más calmo.

Quieres desempeñarte mejor, respira mejor

Desde la India milenaria nos llega el Pranayama, que son los ejercicios respiratorios del yoga. Se trata de poderosas técnicas de respiración, que actúa generando una profunda intervención que impacta no solo sobre  los tres dominios primarios, sino generando una conexión sobre el dominio del Ser, abriendo la puerta a una mayor creatividad e intuición, un mayor compromiso y entrega, que permite alcanzar la excelencia personal. Todo esto último se encuentra fuera de los dominios primarios, y no existe manera de motivarlo de manera extrínseca (a través de bonos, premios, promociones, etc.). La respiración nos permite conectarnos con el momento presente, que es donde está concentrada nuestra capacidad de acción, lo que nos permite mejorar nuestra performance en el trabajo y nuestra vida cotidiana. Estos ejercicios de corta duración como la Ujjayi o Victoriosa, la Nadi sodhana o Nasal alterna, o la Shitali o Fría entre otras, son sencillas técnicas, que aprendiéndolas se pueden incorporar a la vida cotidiana, incluso dentro del ámbito del trabajo, ya que no requieren de posturas, ni vestimentas o ámbitos particulares. Estas nos permiten lograr los siguientes beneficios:

  • mayor claridad, llevar la atención a la respiración permite reducir nuestro ruido mental
  • mayor efectividad, al focalizar nuestra atención en el momento presente
  • reducir el stress, al liberar de tensiones en nuestro cuerpo
  • mayor creatividad, al balancear nuestros hemisferios cerebrales y lograr una mejor conexión con nuestra inteligencia intuitiva
  • mejora el clima laboral, al sentirse uno más balanceado y conectado con su Ser (o el nombre que cada uno quiera darle)
  • descansar mejor, durante el sueño.

Solo a través de armonizar  los tres dominios primarios se accede al dominio del Ser. Las técnicas de respiración son uno de los caminos más cortos para, no solo manejar las emociones, sino para lograr una vida saludable y armoniosa, libre de stress, y que nos permita acceder a estados que nos empoderen en el camino hacia nuestra excelencia personal.

En nuestras capacitaciones organizacionales, utilizamos este recurso para lograr aprendizajes poderosos en un clima emocional, corporal y psicológico armónico.

Suscríbete gratis al Newsletter “Humanizando Empresas” aquí.

About these ads

0 Responses to “la llave para manejar las emociones entra por la nariz”



  1. Leave a Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 117 other followers

%d bloggers like this: